Los árboles plantados por Aitakaio en 2019 han arraigado con fuerza.

Las plantaciones de Aitakaio en el monte de Artajona presentan un muy buen estado de salud.

Finalizado el periodo estival, durante el cual las plantaciones suelen sufrir la mayor parte de las marras podemos hacer balance y felicitarnos por el buen estado de las plantaciones realizadas a lo largo del año 2019.

La plantación de 400 árboles en el barranco de Pitillas, donde el acceso al sifón de Canal de Navarra presenta un estado increíblemente bueno.

Los nogales, arces, madroños, almendros, serbales, espinos… sobresalen varios centímetros por encima de los protectores y prácticamente no hay ninguna marra.

Esta plantación tuvo que sobrevivir a una primavera muy seca durante el año 2019 que nos obligó a tener que regarla, gracias al riego y a los hoyos que permitieron aprovechar algunas tormentas de régimen torrencial, (que se lo digan a los vecinos de Tafalla) la práctica totalidad de los árboles consiguió implantarse con éxito y este año ha sobrevivido perfectamente. La orientación norte de la ladera y unos suelos bastante profundos han favorecido que muchos arbolitos ya sobrepasen con creces el protector de plástico.

La plantación mediante voluntariado de 1000 árboles en Barranco del Toro también presenta un muy buen aspecto. Las marras son muy pocas y sobretodo se han producido en los ejemplares que estaban mal plantados. ( la planta no se encontraba en el fondo del hoyo). El verano ha sido duro pero al hacer la plantación en Noviembre todos los arbolitos han tenido tiempo para asentar las raíces y profundizarlas durante la primavera para poder sobrevivir el verano de 2020.

Si bien es cierto que siguen proliferando los pinos procedentes de semilla y va a resultar necesario volver a actuar para que los árboles plantados no queden ahogados cuando estos crezcan.

El éxito de estas  plantaciones contrasta con el relativo fracaso de una realizada en el Acceso al Canal de Navarra desde barranco de Pitillas. En este caso se intento reforestar una ladera que había sufrido varios derrumbes sobre el camino y se había descargado de tierra. La ausencia de tierra vegetal y hoyos pequeños no ha favorecido la implantación de los quejigos plantados y 2/3 de los arbolitos ya estaban secos al final del verano.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s